martes , 17 octubre 2017

Josefa Joaquina Sánchez

El año de 1797 fue crucial en la vida de los patriotas de nuestro país. Ese año Josefa Joaquina Sánchez fue capturada por las autoridades españolas y apresada en la llamada «Casa de Misericordia», ubicada en el sitio que hoy se conoce como Parque Carabobo.

Después de un largo y doloroso proceso, esta mujer -nacida muy cerca del Puerto de La Guaira el 18 de octubre de 1765-, había sido encerrada por formar parte de la conspiración que llevaba a cabo su esposo José María España junto a un grupo de patriotas.

Josefa Joaquina Sánchez fue una mujer de espíritu fuerte que supo ser audaz y decidida frente a las contingencias de la vida. Adquirió conciencia de la lucha al lado de su esposo y en el trato constante con los primeros revolucionarios que lucharon por nuestra independencia. Con ellos compartió sus momentos peligrosos y los ayudó, no solamente en la propaganda y en la copia de los documentos de la Revolución, sino en la confección, las primeras escarapelas de los patriotas y la bandera del movimiento emancipador, que hoy en día es la bandera del estado Vargas.

Hija de don Joaquín Sánchez y de doña Juana Bastidas, se casó con José María España el 27 de julio de 1783, de cuyo matrimonio nacieron 8 hijos e hijas: Bernardino María, Germana María, Valentina Soledad, Francisca Josefa, José María Eufemio, Prudencio José, Cosme Damián y José Asunción.

Días antes de la muerte de José María España, Josefa Joaquina fue interrogada por las autoridades, siendo acusada de inducir a los demás negros de su hacienda a que se levantasen en contra de las autoridades españolas.

Josefa Joaquina Sánchez responde con aparente tranquilidad las preguntas de las autoridades, manifestando que ignora el paradero de su esposo, así como de don Manuel Gual y su hermano, Domingo Sánchez.

Doña Josefa estaba encinta de su último hijo, y habiendo sido interrogada sobre el paradero de su esposo y su embarazo, ya muy visible, se armó de valor y contestó: «¿Y acaso no hay en el mundo otro hombre que José María España?». Joaquina Sánchez inmolaba así su honor de esposa para salvar al padre de sus hijos.

Las autoridades tenían constancia de que doña Josefa Joaquina había mandado al negro Rafael España a hacer que las peonadas de las haciendas vecinas de La Guaira se alzaran, en un esfuerzo desesperado por levantar la bandera de la libertad, caída de las manos de su esposo.

Después del registro de la casa, doña Joaquina fue arrestada y condenada a 8 años de reclusión. Todo este terrible castigo le fue aplicado a Josefa Sánchez por no haber delatado a su propio marido, declarado Reo de Estado.

A pesar de ello, siempre estuvo segura que la idea de libertad que animó a José María España no había muerto. Y así la recordamos pensando en su bondad, valentía y en los sueños de redención para su pueblo.

Busquedas:

  • josefa joaquina sanchez
  • josefa juaquina sanchez